Cuando la tecnología ofrece tanto resultados como seguridad

Cuando la tecnología ofrece tanto resultados como seguridad

Por Reproducción Bilbao

Se han publicado recientemente los resultados de los ciclos realizados en todos los centros de reproducción asistida en España y recopilados  por parte del Comité de Registro de Actividad de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) durante el año 2016.

Realizando una visión general, podemos constatar el gran número de tratamientos realizados (únicamente se realizan más tratamientos en Japón y Estados Unidos) y la reducción progresiva de embarazos múltiples (por debajo del 20%).

Sin embargo, consideramos que se deben dar más pasos. La tecnología actual permite realizar procedimientos con el fin de obtener la mayor tasa de éxitos con el menor número de efectos secundarios.

La única manera de evitar embarazos múltiples es transfiriendo un solo embrión en cada tratamiento. Y lo cierto es que gracias a la selección embrionaria ello es posible sin reducir las posibilidades de embarazo. Si disponemos de sistemas de incubación embrionaria avanzados (Embryoscope-Plus®), podemos permitirnos dejar que los embriones se desarrollen hasta el estadio de blastocisto (quinto día del desarrollo). Aquellos embriones que no alcanzaran tal estadio “no embarazarían” por lo que nos ahorramos transferencias condenadas al fracaso.

Por otra parte, incluso un porcentaje de los blastocistos serán genéticamente anormales por lo que es conveniente descartarlos mediante un análisis genético.

De esta manera, reducimos transferencia fracasadas, aumentamos las posibilidades de embarazo por transferencia y eliminamos los embarazos múltiples.

Siguiendo esa filosofía, Reproducción Bilbao es el único centro que transfiere los embriones de uno en uno de forma generalizada. Y ya apostábamos por ello desde el comienzo de nuestra nueva andadura hace ya dos años (Ver posts Enero.16 y Abril.17). Todo ello, unido al máximo nivel de seguridad y trazabilidad (somos el único centro en Bizkaia en contar con el sistema RI-Witness®), a la obtención de certificados de calidad (Certificación ISO 9001:2015) y al esfuerzo en investigación y desarrollo (distinguidos como PYME investigadora por parte del Ministerio de Economía y Competitividad) nos permite aplicar en nuestras pacientes las posibilidades tecnológicas que la medicina reproductiva ofrece en el siglo XXI.

Deja Un Comentario

Your email address will not be published.