Nuestras Instalaciones

Inicio / Nuestras Instalaciones

Nuestra nueva clínica cuenta con las instalaciones más modernas y, sin olvidar su pasado que lo diferencia de otros centros, muestra un carácter definido por la calidez ambiental, luminosidad inicial, valoración espacial y aplicación de medidas de sostenibilidad. Esta sensación de gran espacialidad y altura se mantiene en la zona delantera dejando vistos los elementos estructurales de hormigón, donde se desarrolla la atención directa al paciente.  La zona principal de consultas es un volumen cerrado, de formas redondeadas y recubierto de madera, dentro del cual se sitúan las cuatro consultas médicas y la de enfermería comunicadas por un patio central iluminado cenitalmente.

El cerramiento de los huecos de fachada es completamente acristalado con la doble intención de aprovechar al máximo la luz natural y permitir desde el exterior la visión del espacio interior, ambas limitadas o controladas por una celosía de lamas metálicas que las tamizan y protegen del soleamiento. Se trata de que la incidencia del sol sea mínima en verano y máxima en invierno.

Al fondo, tras una gran pared que limita el espacio general, se sitúa la zona quirúrgica y de laboratorio. Cuenta con un quirófano, cuatro boxes, laboratorios de embriología, andrología, criopreservación e investigación.

SOSTENIBILIDAD DE LA CLÍNICA

Rehabilitación y reutilización.
A menudo se olvida que la rehabilitación y reutilización de edificios resulta más sostenible que la obra nueva; en este caso el aprovechamiento de la potente estructura de hormigón del pabellón industrial nos ha permitido un notable ahorro de recursos y energía. El hecho de que el obsoleto uso industrial se haya sustituido por este moderno equipamiento sanitario añade un importante componente de sostenibilidad social y urbanística.

Luz, protección solar y aislamiento.
Aprovechar la altura del edificio para inundar los espacios comunes de luz natural fue una de las primeras ideas del proyecto; sin embargo se ha diseñado cuidadosamente una celosía de lamas de aluminio que matizan la energía solar, de modo que en invierno el sol puede calentar estos espacios mientras que en verano las lamas nos protegen, con lo cual ahorramos en climatización y ganamos en confort.

Materiales adecuados.
Se han elegido cuidadosamente los materiales empleados en el proyecto de modo que todos ellos son reciclador y/o reciclables (acero, hormigón, cerámica, vidrio, aluminio) o renovables (madera). El empleo de materiales sintéticos o derivados del petróleo se ha reducido a su mínima expresión. De este modo no solo estamos mejorando la sostenibilidad del edificio sino también la calidad y salubridad del ambiente interior.

Energía renovable: Aerotermia.
El uso sanitario nos ha impuesto unos estándares de climatización y renovación de aire muy elevados, lo que implica un fuerte consumo energético. En este caso hemos optado por la aerotermia; una energía renovable que, mediante una bomba de calor, saca provecho de la energía contenida en el aire que nos rodea para producir agua caliente sanitaria, calefacción y climatización (es reversible, por lo que puede proporcionar frío o calor según necesitemos).

Aerotermia - Reproduccion Bilbao

Los equipos empleados en este proyecto alcanzan un rendimiento muy elevado, entre el 350–400%; esto es, por cada unidad energética que tomamos de la red eléctrica producimos cerca de 4 unidades térmicas para el acondicionamiento de nuestro edificio; esto redunda no solo en una fuerte disminución de emisiones de CO2 sino, también en el recibo energético.

Etiqueta de sostenibilidad energética.
Con todas estas medidas se obtiene una calificación energética A, el nivel más alto posible para este tipo de equipamientos.

Sostenibilidad energetica - Reproduccion Bilbao
Pide Tu Cita Online