La ilusión es tu motor

La ilusión es tu motor

La persona optimista es aquella que tiene un ideal, algún “norte” como guía que le permite emprender el viaje, sabiendo bien que es el viaje lo divertido, no la llegada.

Optimismo inteligente. Madrid: Alianza Editorial. Avia, M.D y Vazquez, C. (1998)

Olivia de Prado
Psicóloga Especialista en Medicina Reproductiva

Podemos extrapolar esta actitud de optimismo al universo de la Medicina Reproductiva, ¿no te parece?

Sería estupendo que pudiéramos cambiar la perspectiva y tener una mirada amable hacia el camino de la Reproducción Asistida. Una vez hayamos llegado, disfrutar de nuestro destino, pero ¿por qué no hacerlo también del trayecto?

¿Crees que se puede disfrutar de la vida durante un tratamiento de Fecundación in vitro, ICSI, o cualquiera de los incluidos en lo que denominamos Medicina Reproductiva?

Esta es una pregunta muy personal y que posiblemente tenga multitud de respuestas, en función de cómo estés viviendo tu proceso.

Te puedo decir, tanto desde la parte profesional, como desde la de paciente, que este tipo de tratamientos se llevan de una manera más sostenible, cuando ampliamos el foco de atención y conseguimos percibir que en nuestra vida hay muchas más cosas, además de los tratamientos de Reproducción.

La persona optimista es aquella que, siendo consciente de la realidad de la situación que le está tocando vivir, es capaz de resistir, tener ilusión y confianza en que llegará al final del camino.

Tu destino puede ser tu hijo, o una vida sin hijos. Aún no sabes lo que te traerá el futuro, pero sí está en tu mano, disfrutar de tu presente sin perderte un solo segundo.

Y te preguntarás que cómo puedes disfrutar de tu presente, si lo que más deseas, no lo puedes alcanzar.

La manera más fácil es no perder la ilusión, para ello puedes llevar a cabo otros proyectos de vida gratificantes, tener previstos otros planes alternativos, lo que te permitirá encajar mejor la frustración en caso de que haya un tratamiento fallido y no consigas el embarazo.

Es fundamental tener al mismo tiempo varios planes en marcha, que te faciliten centrarse en otras cosas, además de los tratamientos de Reproducción Asistida.

¿Qué cosas hacías antes de iniciar tu andadura en el mundo de la Reproducción, que te hacían sentir bien? ¿Sería posible continuar o retomar algunas de ellas?

El camino para tener un hijo es largo y desconocido, con lo que es importante mantener la ilusión, que será tu motor para poder seguir adelante.

No pierdas la esperanza de conseguir el objetivo que deseas, sé optimista.

La desesperanza y el pesimismo te harán perder la energía que necesitas para poder dar los pasos y alcanzar tu objetivo.

Cuando los fracasos se repiten, es difícil mantener la ilusión intacta, ya que cada revés supone un enorme desgaste físico y emocional.

Es necesario parar y permitirte un descanso para mantener un equilibrio personal y de pareja. Descansa física y psicológicamente, y recupera fuerzas para decidir por qué camino continuar.

Por tanto, sé optimista, persistente, ilusiónate y no pierdas la esperanza, pero ponte unos límites.

Perseverar sin poner límites hace que se pierda el control de la situación perseguida.

Si estás en Reproducción Asistida resulta imprescindible poner límites, puesto que no siempre se consigue embarazo. En ocasiones se requieren varias repeticiones de los tratamientos médicos. Aún se desconoce desde el aspecto médico, por qué algunas parejas consiguen embarazo en el primer ciclo, y otras, tras varios años de búsqueda y otros tantos tratamientos, nunca lo consiguen.

Estos límites pueden consistir en decidir que lo intentarás hasta una determinada edad, hasta un determinado año, hasta que gastes una determinada cantidad de dinero…etc… lo que tú elijas.

Estos límites pueden ser flexibles, es decir, en el momento que decidas, tú misma puedes cambiarlos. Tal vez, te marcaste una meta, pero si aún no has llegado y te ves con ánimo de continuar, puedas volvértela a replantear.

Establecer límites te permitirá tener la sensación de control de la situación, en lugar de sentir que la infertilidad te está dominando a ti.

De esta manera, tendrás mayor bienestar, lo que te permitirá percibir tu situación desde una perspectiva más amplia.

Para cualquier sugerencia o duda, te invito a concertar una cita para empezar a trabajar todas aquellas cuestiones que tienes en mente.

Deja Un Comentario

Your email address will not be published.