Listeriosis y embarazo

Listeriosis y embarazo

Por Julen Barrenetxea Arrinda

¿Qué es?

La Listeriosis está provocada por Listeria monocytogenes, un bacilo(1) Gram positivo(2), móvil, anaerobio facultativo(3). La infección se adquiere principalmente por ingesta de alimentos contaminados. Los alimentos más frecuentemente contaminados son productos cárnicos precocinados, leche y productos lácteos no pasteurizados, marisco y verduras y hortalizas que no han sido lavadas de manera adecuada. Presenta cierta estacionalidad con una mayor incidencia en verano. La infección puede aparecer en forma de caso aislado (lo más habitual) o de pequeño brote epidémico.

¿Como gestante, me debo preocupar?

Se trata de una infección que salvo en grupos de riesgo puede cursar de manera asintomática o como un cuadro febril leve. Sucede que la Listeria monocytogenes presenta un especial tropismo(4) por la placenta haciendo que las embarazadas sean junto a ancianos, niños y gente inmunosuprimida población de riesgo. La infección en la gestante cursa habitualmente con fiebre y un cuadro pseudogripal inespecífico. Hasta en 20% de los casos pueden aparecer síntomas digestivos/dolor abdominal que en general preceden al episodio febril. Puede cursar sin síntomas hasta en 29% de los casos.

La infección en la gestación globalmente presenta un 40-50% de mortalidad fetal o neonatal. Si la infección se produce en primer o segundo trimestre (20% de los casos) produce abortos sépticos y muerte fetal intrauterina. Si se produce en el tercer trimestre (80% de los casos) produce en 2/3 de los casos corioamnionitis(5) y parto prematuro con un 20% de mortalidad perinatal. En 1/3 casos puede cursar de forma asintomática en el feto/neonato.

¿Hay tratamiento?

Sí. El tratamiento médico mediante antibióticos frente a los que es sensible la Listeria es efectivo. Independientemente de la edad gestacional en el momento de la infección, el tratamiento tiene por objetivo mejorar la evolución fetal/neonatal. Una terapia apropiada y precoz mejora la evolución y pueden revertir el cuadro. A diferencia de otras causas de corioamnionitis, en las cuales la inducción del parto es el abordaje estándar, la listeriosis puede ser tratada para que el parto se produzca a término y sin complicaciones. De todas maneras, la mejor medida es la prevención.

Prevención: ¿Como evitar el contagio de Listeria monocytogenes?

Se trata de tomar medidas sencillas de forma rutinaria:
• Cocinar los alimentos crudos de origen animal (carne, pescado..) a temperaturas elevadas (> 50ºC)
• Evitar beber leche sin tratamiento térmico (evitar tomar leche sin pasteurizar) y los quesos frescos a partir de leche sin pasteurizar.
Lavar cuidadosamente los alimentos que se consumen crudos (verduras, hortalizas, frutas…).
Lavarse las manos después de manipular alimentos crudos y lavar los utensilios de cocina después de manipular alimentos crudos y antes de utilizarlos con alimentos ya cocinados.
No mezclar en la nevera los alimentos crudos y los alimentos cocinados o listos para consumir.
Limpiar a menudo la nevera y mantenerla limpia.
• Una vez abiertos, no conservar demasiado tiempo los productos de charcutería que requieran conservación en nevera (jamón de York, embutido de pavo, lengua de cerdo, gelatina…).

Terminología

(1)Bacilo: término que se usa para definir una bacteria con una forma concreta (forma de barra). No todos los bacilos son patógenos. Algunos, como los lactobacilos, son beneficiosos
(2)Gram Positivo: son aquellos que observados al microscopio y tras ser teñidos con un atinción especial son capaces de retener la tinción (Gram) adquiriendo una tonalidad violeta.
(3)Anaerobio facultativo: la bacteria en concreto es capaz de desarrollarse tanto en presencia como en ausencia de Oxígeno.
(4)Tropismo: aunque el término original hace referencia al fenómeno biológico que indica el crecimiento o cambio direccional de un organismo (una planta, por ejemplo) en respuesta a un estímulo medioambiental, en este contexto se refiere a la tendencia de la bacteria (Listeria) a infectar un tejido concreto (la placenta).
(5)Corioamnionitis: es una infección de la placenta (“corio”) y del líquido amniótico y las membranas que lo cubren (“amnio”).

Julen Barrenetxea Arrinda es especialista en Obstetricia y Ginecología.

Deja Un Comentario

Your email address will not be published.