Maternidad más allá de los 40

Maternidad más allá de los 40

Por el Comité Editorial de Reproducción Bilbao

El retraso en la edad en la que las mujeres buscan el embarazo es un hecho cada vez más frecuente en nuestros días.  La búsqueda de la estabilidad laboral o factores económicos, o incluso la ausencia de una pareja estable en un momento determinado de sus vidas, hace que muchas mujeres posterguen el momento de hacer frente a la maternidad.

El aumento en la edad del embarazo hace que sea más difícil conseguirlo de forma natural, ya que, según avanza la edad de la mujer, la calidad y cantidad de sus óvulos comienza a descender.

Si lo traducimos en cifras, se estima que el 8,8% de las mujeres españolas tiene 40 años o más cuando tiene su primer hijo, dato que sitúa a España, a la cola de Europa junto a Italia (Fuente Agencia Eurostat).

Pero este dato, sin duda debe ponernos alerta en varios aspectos. Por un lado, como hemos comentado, según avanza al edad, es más difícil conseguir en embarazo de forma natural, lo que, además, puede generar un grave problema: el retraso en la edad ocasiona que muchas mujeres y parejas no tengan un segundo hijo, lo que, sin duda, puede resultar un problema demográfico importante de cara al futuro.

Maternidad más allá de los 40 años

Es cierto que, según avanza la edad, es más difícil conseguir el embarazo de forma natural. A pesar de ello, no es una opción que debamos descartar, aunque es cierto que conseguirlo de forma espontánea es cada vez complicado a partir de los 40 años.

En este sentido, el papel de la medicina reproductiva es un gran aliado para las mujeres y parejas con problemas para conseguirlo.

Existen tratamientos como la Fecundación in Vitro (FIV), en la que se fecundan los óvulos en los laboratorios de Reproducción Asistida para transferirlos, cuando obtenemos el embrión, al útero de la mujer.

Incluso en os casos en los que, debido a la baja calidad de los óvulos, resulte imposible utilizarlos en el tratamiento, la paciente puede recurrir a la donación de óvulos de una donante anónima.  Este tratamiento obtiene unos excelentes resultados y permite a la mujer gestar un embarazo natural gracias a dichos óvulos.

¿Puede la maternidad tardía implicar posibles complicaciones?

No debemos obviar que ser madre a partir de cierta edad avanzada, el límite en las clínicas de reproducción asistida se establece en 50 años, puede implicar una serie de dificultades, como el hecho de que el bebé desarrolle algún tipo de enfermedad genética.

En este sentido, existen técnicas como el Screening Genético, que permite estudiar el número de cromosomas en los embriones detectando alteraciones numéricas en los cromosomas del embrión analizado. De esta forma, el objetivo es transferir embriones sanos y viables que darán lugar a una gestación sana.

 

Deja Un Comentario

Your email address will not be published.