¿Nos tenemos que preocupar por el Zika este verano?

Inicio / Artículos / ¿Nos tenemos que preocupar por el Zika este verano?
¿Nos tenemos que preocupar por el Zika este verano?

¿Nos tenemos que preocupar por el Zika este verano?
(Qué deben saber los y las pacientes que viajan a zonas de riesgo)

En estas fechas de verano en la que nuestros pacientes están planificando viajes, cuyo destino se encuentra en países con riesgo epidemiológico de infección por el virus Zika (http://www.cdc.gov/zika) es útil seguir una serie de recomendaciones preventivas.

El virus Zika, que actualmente está causando un brote en curso en América, el Caribe y el Pacífico, puede transmitirse a los humanos por la picadura de un mosquito Aedes infectado, pero también por contacto sexual, productos sanguíneos y trasplante de órganos o tejidos.

La transmisión materno-fetal se ha asociado a malformaciones en el recién nacido, que incluyen defectos en el desarrollo neurológico (Microcefalia, Síndrome Guillain-Barré), oculares y auditivos. Tal transmisión se puede producir en cualquier momento del embarazo. No se dispone de terapia antiviral específica para esta enfermedad. El tratamiento generalmente es de soporte y debe incluir el descanso e hidratación, así como el uso de analgésicos.

Diferentes estudios avalan un tropismo (“predilección” del virus por ciertas áreas) del virus Zika por el tracto genital tanto femenino como masculino. Ello genera cierta incertidumbre sobre si la presencia prolongada del virus tendría alguna repercusión sobre la fertilidad.

Para evitar la posible transmisión de la infección por el virus Zika, la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), el Centro para el Control de Enfermedades (CDC), el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han emitido recomendaciones tanto para mujeres embarazadas como para mujeres o parejas en disposición de embarazarse (sea mediante reproducción natural como asistida) y posibles donantes de gametos.

Embarazadas

Deben evitar el viaje a zonas endémicas y se recomienda abstinencia sexual o el uso de preservativo si la pareja ha viajado o vive en un área con riesgo de infección por el virus Zika.

Mujeres en disposición de embarazarse.

Deben evitar el embarazo durante la estancia en zonas endémicas. Asimismo, deben evitar el embarazo hasta pasadas 8 semanas desde la visita a países declarados de riesgo. Tal recomendación es válida tanto para la reproducción natural como para la asistida.

No existe consenso científico sobre en qué tejidos de la mujer y en qué momento se debe buscar la posible presencia del virus (cuello uterino, líquido folicular).

En el caso del hombre, se debe esperar al menos 6 meses después del inicio de síntomas o de la última posible exposición al virus Zika (sintomáticos o no) por cuanto se ha observado carga viral en semen superior a la detectada en sangre u orina hasta 188 días después del inicio de síntomas.

Donantes de gametos

En relación a los donantes de gametos se recomienda su exclusión temporal durante los 6 meses posteriores a la visita a países endémicos o al cese de la sintomatología.

Deja Un Comentario

Your email address will not be published.