Carta para un creador de sueños

Carta para un creador de sueños

Durante los dos años de tratamiento has ido trazando con peldaños de esperanza el ascenso al cielo en que nos encontramos.

Hubo una frase en la primera o segunda consulta a la que nos aferramos con fuerza en los peores momentos, las desesperanzadoras betas negativas; que fue: “se me cansan en los tratamientos, pero esto se consigue a base de insistir”.

Por suerte fueron tan solo tres intentos que se dice pronto, pero necesitamos repetirlo con cada uno para los adentros: ¡venga! ¡otra vez!

No solo has sido un gran profesional con nosotros, tu gran dosis de humanidad ha hecho que nos transmitieras tranquilidad y cariño en todo momento; recuerdo concretamente durante la primera punción, estaba en quirófano ya preparada y asustada y tu entraste con una gran sonrisa amiga y me acariciaste el brazo diciendo:

”Ya ha pasado lo peor”. Ese gesto hizo sentirme más tranquila, como si mi padre estuviera cuidándome.
Tu disponibilidad telefónica para solventar cualquier incertidumbre nos ha hecho sentirnos arropados en todo momento.

Y esa gran dosis de positividad en los transfer: “a ver si éste agarra”, nos ha llevado a
conseguir nuestro gran ansiado sueño:

SER PADRES
GRACIAS, GRACIAS Y GRACIAS INFINITAS VECES.
XX y XX

Deja Un Comentario

Your email address will not be published.